JAVIER FEIJOO

BADAJOZ

 

 

IMAGINA A UN POETA

Imagina a un poeta,
pluma en mano, con su Arte consagrado,
ante el blanco amanecer de la poesía,
con sus venas conectadas al tintero
dando vida con su sangre a algún poema.

Imagina a un poeta
dibujando con el óleo de sus versos
un paisaje de dolor o de alegría,
como ausente en esa cómplice mirada
de los magos en el mundo de las letras.

Imagina a un poeta
escuchando su silencio en soledad
en un mar sin horizonte, a la deriva,
condenado a confesar sus sentimientos
en un juicio sin fiscales y sin pruebas.

Imagina a un poeta,
con los párpados del alma muy abiertos
escrutando sin pudor su propia vida.

JAVIER FEIJÓO.-

 

 

 

Volver