JAVIER FEIJOO

BADAJOZ

 

 

AQUELLAS TARDES DE DOMINGO

Aquellas tardes de domingo
las recuerdo en blanco y negro.
Son las tardes de un pasado
entre tantos otros.

íCuántos pasados persisten desteñidos!

Se empeñan en no morir
exentos del color
de las vidas que inundaron.

Los pasados nunca mueren.
Perviven y se heredan
de padres a hijos
como los baúles repletos de recuerdos.

Y en la noche de los tiempos
inundarán el mundo,
porque de ellos es la historia que antecede
a este preciso momento.

JAVIER FEIJÓO.-

 

 

Volver