JAVIER FEIJOO

BADAJOZ

 

 

A MARI ÁNGELES

En tu mirada encontré
la luz ciega de quien ama,
los caminos hacia el cielo,
la más sosegada calma;
y en contraste con tu nombre
la pasión desenfrenada
y el calor de mis inviernos.

En tus labios dibujados
con miguelángelo trazo,
de amapola su color,
encontré el sedoso tacto
de un limpio beso de amor.

Sobre tu piel de cereza
el perfume de la flor,
el sabor de la mañana,
la dulzura de una nana
en nido de ruiseñor.

Y en tu alma... mi ventana.


Javier Feijóo.-

 

 

Volver