JAVIER FEIJOO

BADAJOZ

JAGO DE VÉ...


Jago de vé a los vecinos los nublaos de tus celos,
porque a toas luces diquelan tus mentiras y tus mieos.

Por más que busco’l queré, en ti na más que veo enreos;
catorce güertas me das, sin icirme ni un... ¡te quiero!

Vas del queo a la taberna y de la taberna al queo,
ni trebajas, ni lo buscas, y a mí me farta’l dinero.

¿Y entoavía me das coba?¿Piensas que te titubeo?
Arrebujá con mis hijos, no pués robame este cielo.

Ya pués jerirme si quieres, con dichos barriobajeros,
ya pués levantá la mano, qu’aquí me tiés... ¡bandolero!

Pero enjamás tú me quitas, la jonra que llevo adrento.
¡Soy Madre! ¡Tú no lo entiendes! ¡Eso es pa mí lo primero!

Y agora, si a ti te place, dame’n este lao izquierdo,
qu’aluego, pa que disfrutes, te viá poné’l lao derecho.

¿Qué pasa? ¡Paece qu’aginas! ¡Paece que tiras de freno!
¡Paece que la sangre llama, y te dispiertas del sueño!

¡No me jagas carantoñas! ¡Asina no lo consiento!
Sal po la puerta y vocea, en metá la plaza’l pueblo,

qu’has jecho mal, calavera, que tiés güenos sentimientos;
qu’en el noviajo juraste, jiciste un juramento

po lo bajino en la reja, de la mi ventana, a estreno,
y no jacías teatro... ¡eras el hombre más güeno!

Eras pa mí noche y día, eras pa mí tierra y cielo.
¿Y me levantas la mano, con los padres de tus nietos

abrazaos a mi regazo, aonde tú has sío’l primero?
¡No jimples!¡Ven a mi vera! ¡Tú sabes cuánto te quiero!

(31 Enero de 2005)

Volver