Wenceslao Mohedas Ramos.

Jaraicejo (Cáceres)

AL EMIGRANTE

( De su libro: Despierta Extremadura de tu sueño)

 

Ajena voluntad marcó tu vida,

senda extrecha de espinas erizadas,

férrea cadena que llevaste atada

y dejaba tu carne dolorida.

 

Dolor de bofetada recibida

en pago a tanta vida malgastada

sobre una tierra ajena y desolada

con tu humilde sudor humedecida.

 

La vieja vocación por aventura

- ilusión de conquistas por tus venas -

tus raíces arrancó de Extremadura.

 

Y, a solas con tu sombra y con tus penas,

tu alegría encontró su sepultura

y tu leve ilusión, nuevas cadenas...