Pedro Cordero Alvarado

Leganés (Madrid)

LA ETERNA AMADA AUSENTE

(del libro Tríptico de Soneto)

Tu recuerdo es, amor, tras los cedazos

que han tejido los años y mis penas,

un tigre sanguinario y sin cadenas

que me lacera el alma de arañazos.

Y a causa del furor de sus zarpazos

las carnes tengo, amor, de heridas llenas,

y por ellas se escapa de mis venas

el alma a borbollones y a pedazos.

Y me vacio, amor, y te deseo.

con la fe en ese Dios al que no veo…

Y te comugo. Amor. Extremadura,

perenne ensoñación de mi locura.