Martín Montero García
San Pedro Sulla (Honduras)
ALDEANUEVA DEL CAMINO

Sementera nr. 28 Septiembre de 1998.

Del arroyo los linderos,
cascadas en la garganta,
cobijan robles y fresnos
del río mimbres y zarza.

El chopo estira su cuello
para acotar la distancia,
en la sierra se columpian
el tomillo y la jara.

El Ambroz camina lento
entre sombra de cerezo
para espaciarse suave
del pimental en el huerto.

Adiós puente La Doncella,
refleja en el cauce un beso,
mientras legiones saludan
del Mocho, romano estrecho

Son las piedras centenarias
las que acompañan su paso,
entre el lagar y el molino
de armonía en su regazo.

El Teso cubre su encanto
entre canchales desnudos,
mientras en el Escobar
tarde y amor hacen ruido.

En Aldeanueva los puentes
cabalgan contando historias
de los novios en baranda,
de los viejos en hilera.

Han pasado ya los años
pero el cordel aún queda
del trashumante pastor
camino de tierras frescas.

El quesero del Guijuelo
y el pimentero murciano
del álamo la sombra
saborean cabizbajos.

Es jornada bulliciosa,
multitud en el mercado.
Grita el de los barquillos,
120, resuena voz en la pesa.

La calle de las Olivas
se apresura hacia la plaza,
en El Cepo se detiene
tinto con callos reclama.

Y allí se pasa las horas,
acurrucada al brasero,
escuchando las contadas
al ritmo de los recuerdos.