M™ José Fernández Calamonte
(Cataluña)
Del libro "Heredera de recuerdos"

SE ENAMORÓ EL CAMINANTE

"Caminante voraz de trashumancia,
observador de ruta prefijada
que descubre y se escapa en la alborada
al escuchar la canción de la serrana.

Ya no sigue los pasos de la historia
sí, la mágica palabra de leyenda.
Es tragado por ollas y gargantas,
y festeja el dulce paladeo
de la imagen de extremas cotidianas:
la luna besa a Gredos
y Mérida coquetea con Guadiana.
En Hervás murmuran en hebreo,
Badajoz se aparece con turbante
y Cáceres persigue, el muy tunante,
a una moza del Casar como trofeo.

El ensueño anidó en el caminante
que ayer fotografiaba a la cigüeña
y que hoy, enamorado, la convierte,
por San Blas, en asidua compañera".

Sementera nr. 12 mayo de 1994