Juan Pedro Romero Ruiz
Frankfurt (Alemania)


AL RÍO GUADIANA

"Guadiana, calmo Guadiana,
que te pierdes y apareces
y que en tu lecho te meces
al filo de la mañana.

¿Qué buscas en ese lecho?
dime qué secretos tienes,
y el porqué tu te entretienes,
¡explicamé lo que has hecho!.

Dime por qué te apareces
cuando a ti te da la gana
¿por qué tú a mi me estremeces?
¡Dime dónde vas Guadiana!.

Pasas por la tierra llana
de la bella Extremadura,
reverdeces su hermosura
y enriqueces su gama.

Fertilizas sus vegas
con el agua de tu "cama",
explícame donde llegas,
¡Dime dónde vas, Guadiana!.

Tú que conoces el junco,
donde el pato hace la cama,
el sabor de la retama,
y el lecho de aquel ballunco.

Tú que conoces la flor,
el aroma del tomillo,
el trinar del pajarillo
y el encanto del rumor.

Te fuiste por la mañana,
te vas por los vericuetos
y te llevas tus secretos.
¡Dime dónde vas Guadiana!.

Un lucero me contó
que en noche de luna llena
te esperaba una sirena
y junto al mar te llevó.

Fue noche de luna llena
y al vislumbrar la mañana
te fuiste con la sirena.
¡Dime donde vas Guadiana!".

Sementera nr. 16 junio de 1995.