Dionisio Martín Grados
Hospitalet (Cataluña)

TRASHUMANTES III

"No moran en tus dehesas,
manantiales de amores,
ni zagalas
ni pastores,
almas de pasión posesas,
que crucen tiernas promesas,
contadas por narradores,
por sinfónicos cantores
dulcemente interpretadas,
por doncellas escuchadas
ahuyentando sinsabores.

Pueblos de calles desiertas,
¿dónde tenéis los vecinos?;
marcharon por mil caminos,
cerrando todas las puertas,
llevando heridas abiertas
y el corazón en pedazos;

destruyendo aquellos lazos
que, donados con fervor,
pasión, ternura y amor
gozaron en nuestros brazos.

A cal y canto cerrados
ventanales y balcones
abortan las ilusiones
de seres esperanzados,
soñadores, confiados,
que luchan por conseguir
mejor forma de vivir
del mártir pueblo extremeño,
empleando fe y empeño
y cansados de sufrir.

Ya no hay pastor ni rebaño
de ovejas que apacentar;
no se debería ausentar
la gente como hacía antaño;
sin embargo, cada año
marcha los inviernos fuera
donde con paciencia espera

los días fríos pasar
para volver al lugar
nacida la primavera.

Tus hijos, los emigrantes,
que en pos del pan se marcharon
y por la edad alcanzaron
sosiego y paz relajantes
son los nuevos trashumantes..."

Sementera nr. 14 noviembre de 1994