Asunción Delgado
Madrid

Del libro "El viñador del alba", de Ediciones Beturia.

AMBICIÓN

"Déjame que te punce la frente
con besos pequeños:
quiero hallar el camino escondido
de tus pensamientos.

¿Por qué poro se llega a la idea?
¿Cuál es la vereda rosada del sueño?
¿Qué ligera arruga lleva a tu tristeza,
esa honda tristeza que ignoro y presiento?
Déjame que te punce la frente:
quiero hallar el oculto venero,
el calor del volcán encendido,
la cantera del oro secreto.

Tengo sed de palabras inéditas,
de menudos pesares inciertos,
de ilusiones apenas nacidas ...
Sed de pensamientos.

Déjame que te punce la frente:
déjame penetrar tu misterio,
déjame que me beba tu alma
a pequeños sorbitos de besos".

COMO UN PAJARO

"Mi corazón es como un pájaro
que ha perdido todas las ramas.
Como un trémulo pájaro asustado
que mueve incesantemente las alas.


El no conoce, él no comprende
por qué la vida le maltrata:
era pequeño, dulce y suave
y cantaba ... cantaba ...

¿Por qué han borrado los aleros?
¿Por qué han cegado las ventanas?
¿Por qué el jardín está tan hondo?
¿Por qué la estrella está tan alta?

¿Por qué la risa de los niños
no tiende un cable de esperanza
para cruzar este desierto
que ante sus ojos se dilata?

¿Por qué no hay nidos en la noche?
¿Por qué no hay sol en la mañana?
¿Para que sirve la ternura
si no hay donde depositaria?

Mi corazón es como un pájaro:
sufre, se agita, se agiganta
en su minúscula figura
que magnifica la desgracia

y en lo imposible de su esfuerzo
se va deshaciendo las alas.
Mi corazón es como un pájaro
que ha perdido todas las ramas".

Sementera nr. 15 abril de 1995.