ANASTASIO PAJUELO GALLARDO CAMPANARIO ( Badajoz)

 

SONETO DE AMOR

Amarte sin amarme, qué tormento!
Amarme sin amarte, qué delito!
Amar, querer amor, sueño bendito
en lago de ilusión y sentimiento.

Qué fuego de placer! Y qué contento
vivir siempre en la flor aunque marchito!
Calor de nieve, amor. El infinito
persigue tu color por el desierto.

Buscamos hoy la paz. Ayer el cielo
nos dio su corazón, hermoso ramo
que sirve a la esperanza de consuelo.

El viento nos agarra de la mano,
nos lleva a su morada con desvelo
y siente con nosotros más que humano.

 

"El Abrazo"- Antonio Carrillo Bernal

 

Volver